La Inteligencia Competitiva como motor de la Innovación

31 mayo 2010 at 14:47 Deja un comentario

Como he mencionado en anteriores posts, la IC debe abordarse como un nuevo modelo de negocio. Esto es, que implique a toda la organización y sea embebida en la cultura organizacional como “la manera de hacer las cosas” de cara a obtener mejores resultados en la innovación, minimizando el riesgo desestabilizador.

La existencia de un Departamento Central de IC (o de un responsable en empresas pequeñas) que coordine las actividades de demanda y flujo de información entre todos los departamentos permitirá “vivir” la IC  en toda la organización.

La manera de enfrentar los nuevos desafíos a través de un departamento coordinador, no puede existir sin un responsable de IC que sea capaz, de manera eficiente, de gestionar el conocimiento interno y canalizar el externo, y esto es, de ser un agente que propicie la colaboración de todas las áreas de la organización tanto para recibir como para compartir y sumar inteligencia, construyendo una visión compartida.

Está claro que los diferentes departamentos (clientes internos de IC) tienen diferentes necesidades de información. Así, por ejemplo el departamento de producción demandará análisis de nuevas tecnologías y procesos más eficientes, mientras que Marketing querrá estar informado de las tendencias y comportamientos sociales, las innovaciones puestas y/o que pondrán en el mercado los competidores, etc. Imaginemos por un momento la empresa ideal, donde cada cliente interno cuente con la mejor información que le permita ser más eficiente y estar un paso por delante en cuanto a las novedades que le afectarán… estaríamos ante una empresa inteligente.

Sin embargo, en la gestión empresarial conviene men­cionar un estudio reciente, realizado por Lovallo y Sibony (2010) y publicado por la consultora McKinsey (ver estudio), en que se analizaron más de 1.000 decisiones estratégicas de empresas y de grandes organizaciones, como adquisiciones de otras compañías, lanzamiento de una nueva línea de productos o de grandes inversiones.

Cada una de estas decisiones fue estudiada por dos tipos de macrovariables: la calidad o precisión del análisis de las señales del mercado (de modo que la decisión respondiera de la mejor manera a la información del entorno) y el proceso a través del cual se tomaron las decisiones (tipo de reuniones, estilo de liderazgo y consultas dentro de la organización). Luego se evaluaron los resultados de estas decisiones en términos de rentabilidad y participación de mercado, para determinar cuál de las dos macrovariables tenía un mayor impacto positivo.

El resultado fue que ambas producen mejoras en el ROI (retorno sobre la inversión). Con la inteligencia de mercado el ROI se veía incrementado en un 5,3% mientras que con el estilo directivo lo hacía en un 6,9%.

Por lo tanto, si bien las variables que influyen en el proceso de la toma de decisiones ofrecen mayor grado de rentabilidad, este proceso está fuertemente influenciado por las variables de análisis del entorno, que hacen que la dirección esté capacitada para resolver el rumbo de la organización con una mayor sintonía estratégica y con un menor nivel de riesgo asociado.

En conclusión, y siempre teniendo presente la figura del Coordinador de IC como clave entre ambas esferas, el análisis del entorno (estratégico y competitivo)  sirve para reconocer las oportunidades y los problemas que se deben atender, determinando las opciones estratégicas, mientras que las redes colaborativas (el Departamento Coordinador de IC) dise­minan esta información entre los distintos integrantes de la organización, reduciendo las asimetrías de información y mejorando la calidad de las decisiones tomadas.

Por lo tanto, emergen tres elementos importantes acerca de la manera en que las estrategias de innovación poseen un mayor impacto: un sólido liderazgo (con capacidad de innovación inteligente), un contenido analítico excelente (generación de inteligencia) y una adecuada organización de los procesos en la comunicación (distribución de la inteligencia a todos los niveles). Sin lugar a dudas, una buena combinación de estos elementos permitirá a la organización ganar posiciones de competitividad.

Articulo publicado en:

Entry filed under: Competitive Intelligence, Innovación, Inteligencia Competitiva. Tags: , , .

¿Es necesaria más información? LOS VERDUGOS DE LA INNOVACIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 20 seguidores

Entradas recientes

free counters


A %d blogueros les gusta esto: